CÁMARAS DE CONSERVACIÓN

CÁMARAS DE CONSERVACIÓN

Evitamos
en todos los casos
la presencia
de condensados

En el proceso de elaboración de productos alimentarios frescos, se requieren cámaras de conservación con las que podamos garantizar el mantenimiento de la cadena de frío en las distintas fases de elaboración.
Las unidades terminales para el intercambio de calor, pueden ser evaporadores con refrigerante directo (NH3), o aeroenfriadores con refrigerante indirecto (Agua glicolada).
Estas cámaras pueden trabajar con o sin control de humedad, evitando en todos los casos la presencia de condensados sobre la superficie del panel frigorífico.