CENTRALES DE NH3

CENTRALES DE NH3

El amoníaco
es un refrigerante
natural con excelentes
propiedades

Las restricciones en el uso de los gases refrigerantes fluorados (Freones), han devuelto al amoníaco (NH3), la hegemonía que ya tenía en la refrigeración.
El amoníaco. es un refrigerante natural. Su uso está ligado a los inicios de la refrigeración por su facilidad de obtención y sus excelentes propiedades termodinámicas.
No es un gas contaminante, por lo que su presencia en el ambiente no daña la capa de ozono, sin embrago en concentraciones elevadas es tóxico para las personas. En consecuencia, su uso está restringido a las normas de seguridad indicadas en la instrucción técnica IF-07, clasificado en el grupo de gases L2.
El gas amoníaco, mantiene una eficiente energética alta en una amplia gama de temperaturas de evaporación, desde -10ºC. para cámaras de frescos, de -25ºC. para cámaras de conservación de congelados hasta -35ºC. para túneles de congelación).
Existe una amplia gama de productos (Compresores, condensadores y evaporadores) para trabajar con NH3, desde potencias discretas a potencias muy elevadas.
Puede trabajar con un amplio abanico de instalaciones. Unidades compresoras en descarga directa o en booster, condensadores secos o evaporativos, unidades terminales con sistemas inundados o en expansión directa.
Las unidades de compresión pueden ser compresores alternativos (pistones), o compresores continuos (tornillos).
En todos los casos, deben ser compresores abiertos.

Los costes para la obtención de este gas son muy bajos, por lo que es el refrigerante más económico del mercado.
Su presencia en el ambiente es fácilmente detectable incluso en concentraciones muy bajas, tanto por las personas como por detectores electrónicos.